lunes, 30 de agosto de 2010

Aste Nagusia! Aupa!


Dos vascos a la salida de un examen de matemáticas:
Oye Patxi, ¿a tí qué te dió el segundo problema? ¿A mí?, infinito. ¿Sólo?
 Empezando con uno de los muchos chistes que define a los habitantes de Bilbao uno se imagina cómo son allí las cosas.
¿Pero a que uno no se imagina que esto
Gotham city
y esto
Aquí sí hay playa

es Bilbao?
Una pena que coqueto me haya cedido interinamente el puesto porque esta parece la ciudad del segundo murciélago más famoso después de él.
Yo me lo he pasado en grande en las fiestas grandes tomando pintxos grandes y estando en sitios grandes con gente grande. Grande es también el perro guardián del Guggemheim, Puppy.
Puppy
Playa, montaña, río, cultura, fiesta, fútbol, trabajo. ¿Qué no hay en Bilbao?

martes, 24 de agosto de 2010

Praga, la niña bonita de Europa

Esta ciudad tiene mucha historia, tiene muchas anécdotas, muchos caminos, pasadizos, calles con mucha pendiente, monumentos falsos como una Torre Eiffel de mentira, iglesias reconvertidas a discoteca... Es lo que pasa cuando estás en medio del continente y en medio de todo el "tinglao".
Os voy a contar dos de las mejores historias que me contaron mis amigos checos.
o_O
El golem de Praga
En el barrio judío de Praga está la Sinagoga Vieja Nueva (reconstruída varias veces), allí vive un Golem, que es básicamente como yo pero, de piedra, gigante, muy pesado y algo más fuerte. (diferencias inapreciables). Hoy en día la sinagoga, y más concretamente su desván están cerradas al público.
¿Por qué? se preguntarán los más morbosos. Pues no lo sé porque a los murciélagos tampoco nos dejan pasar. El relato cuenta que el rabino Loew juntó arcilla, agua y piedra, e invocando a Dios, creó al Golem cual Frankenstein pero antes.
Este Golem se dedicó a proteger a los judíos checos durante años, pero al cabo de un tiempo, pasó a ser el enemigo de los judíos ya que lo único que hacía era crear odios. Incluso dicen que la mujer del rabino le mandó a por agua, fue al río, y con lo patoso que fue, se le cayó e inundó la ciudad!
Así que el rabino se dió cuenta que "la había liado parda pero en el siglo XIX" decidió volver a desactivar el golem que quedó plácidamente transformado en arena en la sinagoga.
Una de las últimas hazañas que se atribuyen a este colosal pedrusco sin cerebro es la de cargarse a un par de nazis que entraron a ver si de verdad se cocía arcilla en la sinagoga. Datos más recientes apuntan a que ahora lo tiene Ash Ketchum en un pokeball (espero no acabar así).

Kafka
Este sí que era un tipo raro, soñaba que un traje gigante como el de la foto le perseguía, y su padre, mira tu por donde, era sastre. Al final venció a su miedo y se subió encima de él.
Por si quedaba bien clarito que estaba loco, escribió un libro en el que un joven se levanta por la mañana convertido en escarabajo. También es verdad que si todos nos pusiéramos a contar nuestros sueños todos estaríamos igual de locos :S

Yo también salía en los sueños de Kafka (en el puño izquierdo del traje)
El Reloj Astronómico
El reloj que decora una de las torres de la Plaza de Praga fue diseñado y fabricado por el Maestro Hanus. Hasta ahí, todo normal. El buen hombre fue a hablar con los ediles para cobrar por su obra. Fue entonces cuando en vez de recibir, perdió. Y perdió dos ojos porque así los ediles se aseguraban que su obra fuera única.
El maestro, desolado, pronto pensó en su venganza. Y al llegar la noche, se coló con su discípulo hasta llegar al reloj. Mientras lo examinaban, el Maestro le pidió al alumno que metiera la mano dentro del reloj para sacar una pieza. Conclusión: el reloj no funcionaba y el alumno se quedó sin mano. Así el reloj estuvo decenios parado, y el pueblo asustado pensando que el maestro había
puesto una maldición sobre él para que no funcionase. Años después, se decidieron a examinarlo unos técnicos, que lo arreglaron facilmente colocando la pieza que faltaba.

Pero es que Praga esconde muchas cosas que su dura historia les ha dado:

Un monumento hecho con llaves que simboliza la separación pacífica en 1993 entre Checos y Eslovacos después de ser el centro de la Revolución de terciopelo en 1989 que les separó del comunismo.
Dónde estarán las llaves de casa...

Y un barrio judío, que Hitler no destruyó porque quería convertirlo en un museo de la raza extinta, con un cementerio con decenas de miles de judíos enterrados en varios pisos.
Y un castillo en lo alto de la colina que es la mayor fortaleza medieval del mundo y contiene esta maravillosa catedral.
La catedral de San Vito
Y un monumento raro que representa los sueños de un tío que no se quien es
Y un brazo colgando de un malhechor que intentó robar las joyas de una estatua

Razones no le quedan a la coqueta Praga para convertirse en mi ciudad favorita.
Volveré, o al menos eso dicen de los que tocan esta figura. del puente Carlos.



miércoles, 18 de agosto de 2010

Dresden, hay que levantarse!


El Palacio de Dresde
Uno de los episodios más controvertidos de la segunda guerra mundial tuvo lugar en Dresden, ya que esta ciudad fue bombardeada por error (¿?) por los Aliados, ¿castigo? ¿genocidio?. La ciudad se convirtió en un pequeño infierno en el que fueron arrasadas miles de casas y el centro de la ciudad.
1945
2010
A pesar de ello, Dresden se muestra a Europa como una ciudad reconstruida y con buena salud para el turismo. Aunque, mientras volaba todavía podía apreciar el efecto del bombardeo en el interior de las comunidades, las fachadas exteriores han sido lo primero en renacer y eso, junto con un tranvía que funciona muy bien, buenas salchichas (y dürums :P) y un centro histórico muy bonito hacen de Dresde un bonito paraje.



En esta ciudad nos encontramos también a la mujer del hombrecillo del semáforo "Ampelmädchen" que luce simpáticamente dos coquetas, perdón, coletas.
Por la noche, Dresde se convierte en una ciudad alternativa, llena de artistas. Sobre todo en el curioso barrio de Neustad, famosos por su sublevación multicolor que portaba la bandera de Mickey como emblema y cuya frontera estaba marcada con tiza en el suelo. Estas casitas de abajo, estaban escondidas allí.
¿Cómo las llamaríais?Yo me lanzo!
                                                      Las alfombras de oro                                         La lluvia trompetera

Leipzig, cortesía de Audi




Mi coche por momentos
No cabe duda de que los vasos de agua de Leipzig son los más caros del mundo, menos mal que yo bebo otra cosa. No recordaré Leipzig por su plaza central en obras o por su Starbucks, la recordaré por lo bien que se portaron los alemanes conmigo. Me dejaron sentarme a los mandos de un poderoso A1 para comprobar, ¿dónde mejor?, en Alemania, las excelencias de la casa Audi. Y luego, para acabar el día, ¡invitado a la fiesta privada de Audi!

Mi buen amigo Bach
Bonita arquitectura
También recordaré Leipzig por el ambiente que se respira cerca de la Iglesia de Santo Tomas, donde el maestro Johan Bach pasó la última etapa de su vida. Una escena tan típicamente medieval que parecía por momentos dentro de un videojuego en el cual iba a encontrar un punto para guardar al lado de la puerta de la iglesia mientras me dejaba llevar por la majestuosa banda sonora.

martes, 10 de agosto de 2010

Berlín no es una ciudad. ¡Son 5 ciudades!

La parte occidental parlamentaría y económica

Desde Postdamer Platz hasta el Parlamento y dejando la puerta de Brandenburgo a la derecha. Una zona elegante y elevada, con sentimiento capitalista.
El edificio de Sony mira hacia el espacio mientras la cúpula del parlamento mira hacia abajo. El pueblo es soberano del parlamento y lo observa desde arriba en todo momento para recordar a los políticos para quién hacen las leyes. Una zona entre-muros que ahora refulge como uno de los centros económicos europeos y que cuenta con uno de los jardines más grandes de Europa.
Un parque donde hay lugar para todo, incluso para el nudismo! Borja no pudo llegar a verlo pero yo en uno de mis vuelos furtivos me escapé y lo ví, y bien que lo ví xq como yo voy desnudo pues me pude colar sin que me dijeran nada. Una pena que no me econtré ninguna murcielamiga ;)

La parte turística y cultural
La puerta de Brandembrugo sigue recordando a los franceses quién manda en Berín. La propia puerta no puede ser superada ni en altura, ni en belleza por ninguno de los edificios colindantes. Por ello nos encontramos esta figura
¡en el interior del edificio! Si no me dejan hacerlo por fuera...pues lo hago por dentro.
Y desde ahí hasta Alexanderplatz hay un bonito vuelo turístico por la ciudad.

Destacan la Universidad de Humboldt, las diferentes catedrales, los Ampelmännche (icono de la antigua RDA) y el check point Charlie, la puerta por donde se podía entrar al ESTE pero por la que no se podía volver al OESTE.

La parte nazi

Después de mi vuelo por Auschwitz, hace ya más de un año, esta zona me impactó sobremanera. Empieza en un monumento, aparentemente inofensivo, incluso gracioso, pero que esconde un significado terrible.
Un laberínto en el que atraviesas el alma de los millones de víctimas del holocausto. Y eso fue lo que hice, adentrarme poco a poco, empieza al principio con bloques que ni te das cuenta que los pisas, pero sin darte cuenta, te vas introduciendo en bloques enormes y suelos con rampas que te recuerdan tu condición humana (incluso siendo un murciélago) al sentirte irremediameblente diminuto ante esa barabarie.

La curiosidad macabra del monumento es la que sigue: ¡los bloques están recubiertos de zyklon B!(el gas de las duchas...) Y es que a una empresa le encargaron una solución anti graffitis, y no se les ocurrió otra sino está.

El escándalo llego hasta el punto que la empresa se arrepintió y donó la sustancia para siempre.
Después de salir corriendo de la pesadilla, te encuentras de frente con un parking de una zona residencial. Externamente normal, pero un cartel te informa: "fürherbunker". Y dices: ¿cómo dice un murciélago? "Mur"?
Un sitio que en su momento fue el centro de operaciones del infierno.

La parte oriental obrera

Muy parecido al paisaje Polaco, antiguas fábricas, humo, grandes chimeneas, rojizos grisáceos y muchos graffitis. El peso de la industria está lejos de la modernidad en Berlín y las zonas Industriales se distribuyen socialmente.El muro dejó una huella importante en la ciudad que todavía se aprecia, hay tres restos de muro en lugares diferentes. Uno de ellos realista y otro artístico, pintado con reivindicaciones de todo tipo pero sobre todo, pacisfistas.
En la foto salgo en la West side Gallery donde, al fondo se puede apreciar a mi cosmopolita y sonriente amiga Andrea.
La parte oriental hippie

Más allá del muro, una zona residencial tranquila, con cafés, casas pintadas enteras como en la que salgo, gente tranquila que vive la vida a su aire...


Cuando me quise dar cuenta, y después de reencontrarme con mi amiga Andrea, ya estaba volando a Leipzig!

Milan

Recibido al grito de campioni, campioni! llegué a Milan con pocas horas de sueño. Atravesé veloz las galerias Vittorio Emmanuelle para llegar a la fastuosa catedral del Duomo, famosa por sus puzzles 3D y porque el año pasado la lanzarón ,en miniatura, contra Berlusconi.
Por Italia da la impresión que no pasa el tiempo, ni para bien ni para mal.
Luego me fui a buscar una pizza para murciélagos, me senté tranquilamente en un parque y pasé el rato esperando.