miércoles, 26 de septiembre de 2012

Los lagos perdidos, Plitvice Jezera (I)

Salí desde Zadar para adentrarme en las profundidades del país. Siguiendo la carreterija de doble sentido, voy atravesando pueblos con coches de policija escondidos. Nada parece salirse de la línea de mi feliz aventurija en Hrvatska, pero cuando parecía que nada me iba a hacer recordar la reciente guerra, se detuvo el tiempo ante mi recordando el horror. No importa el nombre de los pequeños pueblos del interior, pero sí recordaré la tétrica sensación que transmite un cementerio, el silencio, unos tanques, las cruces y las casas derruidas.

Pero volvamos a la realidad, el camino me lleva a un pequeño pueblo difícil de encontrar y de pronunciar pero con un ultra-mini market típico croata donde venden barras de pan estilo chicle. Poljanak me da la bienvenida a mi alojamiento en un nuevo sobe, acogedor, al pie de la naturaleza que me espera al día siguiente. 

Despierto en la mañana con vía libre para llegar a la caseta del ranger, no es Power Ranger, ni Glasgow Rangers, ni el Ranger de Texas, es el guardabosques del parque. Por suerte, Poljanak nos brinda un perfecto camino escondido por el que llegaremos mis poseedores y yo los primeros al turístico parque. 
Alguna vez he tenido la oportunidad de colarme en una sala de cine, estas dos escenas son lo más parecido a la sensación que tuve mientras montaba en el pequeño barco gobernado por una blanca cruz cristiana que me adentraba en la majestuosa naturaleza de los lagos de Plitvice.

   
"BIENVENIDOS A LOS LAGOS DE PLITVICE"
Como aperitivo, os voy a dejar este vídeo Lagos de Plitvice HD (fuente Greenwave). Después de verlo no podréis dejar de hacer dos cosas: la primera es ir a este maravilloso enclave, y la segunda y más importante, estad antentos y expectantes a la segunda parte de esta historia.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Monte Pilatus - Lucerna

Previously in El blog de Coqueto (sonido de fondo estilo J.J. Abrams: xiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan )
Y esto es un flashback no cinematográfico. Sin tener en cuenta la confusión que esto puede crear en un murciégalo y en sus lectores me traslado a 46º 57´ N, 8º 15´ E, o lo que es lo mismo, Suiza, Monte Pilatus.

Macizo montañoso de los Prealpes suizos, cerca de donde vivía Heidi. Al contrario de lo que todos estáis pensando, para darle emoción al asunto, a su cima no llegué volando. El uso de de la fricción de los engranajes con una cremallera es la única vía posible para impulsar al tren que sube por una pendiente del 48%.
Subidita y bajadita
Inciso pitagórico para los menos duchos:
Ya desde arriba mis pequeños pero saltones ojos pudieron disfrutar de otra maravilla estremecedora de la Tierra, y con siesta incluída en cueva cinco estrellas, ¡cómo me lo monto!


Para bajar no me engañaron con la cremallera y me lancé para disfrutar del vuelo. Abajo esperaba sorprendente Lucerna. 

Lucerna
Su río, el Reuss, divide a esta encantadora ciudad en dos partes, la parte nueva y la antigua, que se comunican gracias al Puente de la Capilla, Kapellbrücke. Fue construido en 1333 y es el puente de madera más viejo de Europa, no me extraña nada, el resto se rompen en las pelis de acción. Sería también el más largo si gran parte de su estructura no hubiera sido destruida por un incendio en 1993, que también destruyó una serie de pinturas del siglo XVII que representaban acontecimientos importantes en la historia de Lucerna.

Torre y puente
Al lado del puente me tope con la Wasserturm (no es la primera Watertower que conozco), torre octogonal de ladrillo que a lo largo de la historia ha servido como punto de defensa, prisión y cámara de tortura. Hoy, tanto el puente como la torre son marca registrada de Lucerna, y los monumentos más fotografiados del país.

martes, 11 de septiembre de 2012

Órgano del mar

Sea organ
Bajo el mar, bajo el mar, hay bailarinas son las sardinas. Y Bajo el mar de Zadar hay un sistema de tubos de polietileno y una cavidad resonadora que desde 2005 producen esta música  que atrae a miles de turistas. Hecho, como no podía ser de otra forma, con piedrijas de la isla de Brac y obra de Nikola Basic. Se sitúa al lado otra obra del mismo arquitecto, "Saludos al sol" ,que aprovecha sus trescientos paneles solares para guardar su energía y liberarla por la noche en forma de luces de discoteca al paso que marca la gente que pasa por encima de su círculo.


Greetings to the sun



martes, 4 de septiembre de 2012

De Trogir hasta Zadar pasando por Sibenik


La iglesia de Trogir
Un patio interior en Trogir


Muy cerquita de Split está el pueblo de Trogir, el cual cumple bastante bien el estereotipo de pueblo croata del litoral con encanto. Calles estrechas empedradas, disposición de los edificios caótica, Iglesia con campanario, helados a siete kunas, aparcamientos para turistas y restaurantes, todo con un ligero aroma veneciano. No en vano, la región de Dalmacia fue durante la Edad Media parte de la República de Venecia. Además, la curiosa costumbre de los autobuseros croatas de abrir la puerta de entrada en marcha para airear también está presente.


Sin más dilación seguí al nuevo "bólido" de mis portadores, Fiat Punto 1.2, dirección Sibenik. Menos mal que por donde yo voy no hay Policija, porque en la carretera hay unos cuantos, escondidos tras un arbusto, tras un árbol, tras una casa derruida, en coche, en moto o en una amenazadora cámara fotográfica gigante que parece que va a disparar algo más que el flash.

Llego a Sibenik, un pueblo croata del litoral con encanto, sus calles estrechas empredadas, disposición  de los edificios caótica...el día de la marmota. Pero hay un detalle más, es el pueblo natal un jugador que protagonizó una de las historias más trágicas del baloncesto mundial, con grandes dosis de historia del conflicto balcánico, si tenéis un rato y queréis saber bastante más de Yugoslavia, no dejéis de ver: Hermanos y Enemigos.

En la playa de grandes, duras y dolorosas piedras destaca, en el horizonte, la cúpula de la bella catedral de Santiago, gótica y renacentista.
Aquí no salgo porque me despisté, pero esto es Sibenik
Y desde Sibenik alzo el vuelo para dirigirme a la puerta de Zara. No, no me voy a comprar un traje a medida para murciélagos del amigo Amancio. Se trata de la puerta romana de Zadar (Zara en latín), coronada por un león de San Marco y que te da la bienvenida al Stari Grad de la ciudad donde nació Luka Modric.
Zadar, Iglesia de San Donato
A pesar del bombardeo aliado en la segunda guerra mundial (el Dresden italiano), quedan restos de varias épocas, pero unos encima de otros (vaya faena). La Iglesia perrománica de Zadar en honor a San Donato está construida sobre las ruinas del foro romano, de ahí que cuando descubrieron las ruinas del foro romano y las desenterraron, la puerta de la iglesia se quedó un metro por encima del suelo, dificultando su acceso a los ancianos humanos o jóvenes vagos.
En las ruinas del foro romano de Zadar
Abrid los oidos porque en la próxima entrada vais a escuchar al mar adriático tocar un órgano